Salones De Inspiración Nórdica

Ideas inspiradoras para decorar tu salón al estilo nórdico

El estilo nórdico es uno de los más elegantes, dentro de la sencillez que lo caracteriza y es una de las tendencias actuales para la decoración de tu hogar. Si estás pensado en decorar tu sala y tus gustos se orientan hacia los espacios luminosos y acogedores este es el estilo ideal para ti.

Su funcionalidad y sencillez tiene su inspiración en los países escandinavos, y se basa en crear ambientes muy luminosos, con colores blancos o muy claros, con un mínimo de mobiliario.

Si el espacio con el que cuentas para tu sala es muy pequeño lograrás que la sensación de espacio sea mayor con el uso de muebles multifuncionales.

Sígueme en este artículo y descubre todas las características que definen este estilo tan moderno y tan tierno a la vez. 

Características del estilo nórdico

Te muestro sus principales características, lo que lo hace tan genial para crear en tu hogar espacios muy acogedores:

Funcionalidad. Siempre se toma en cuenta la disposición de los elementos, con muebles con multifunción, que lo hacen ideal en los espacios pequeños.

Minimalismo. Muy acorde con el punto anterior, aquí no encontrarás elementos decorativos sin propósito, la apuesta es por el uso del mínimo mobiliario.

pexels photo 3965519

Empleo de elementos naturales. Muy orientado por la utilización del elemento madera en muebles de estilo recto, pintados en tonos claros, al igual que todos los demás elementos que conforman esta decoración. También, observarás el uso de tejidos naturales en alfombras o cortinas.

En cuanto a las plantas, siempre formarán parte de esta decoración, le darán ese toque especial a cualquier ambiente.

Colores que prevalecen en este estilo

Siempre notarás que se hace énfasis en el blanco cuando se trata del estilo escandinavo. El color favorito es el blanco, diríamos que es el protagonista de esta decoración.

Al tratarse de un color que brinda gran luminosidad es el preferido en este estilo en países que cuentan con poca luz natural. En espacios muy pequeños o cerrados, resulta el más indicado.

Resulta un tono atemporal, por lo que es usual que inclusive al decorar un espacio se opte por el denominado total white, en paredes, techo, mobiliario y accesorios con apenas algunos toques de color.

El color gris, tan versátil es el compañero clásico para el blanco. Lo más recomendable es que si te gusta este color, prefieras sus tonos más claros. Le darán un toque de elegancia al usarlo en pisos, alfombras o en algún mueble.

En cuanto al negro en pequeños toques, le aportan sobriedad y elegancia a cualquier estancia. En alguna pieza del mobiliario o en algún detalle se verá muy bien en tu sala.

Otros colores neutros como el tono arena o el rosa cuarzo puede formar parte también de esta decoración. Una lámpara o una bonita alfombra en uno de estos colores pueden ser el punto focal de atención de tu sala.

pexels photo 1444424

Con estos colores como elementos principales en la decoración le puedes agregar toques de color en verde, azul o hasta en un luminoso amarillo para aportar un poco de alegría al ambiente, en elementos como la tapicería de un sofá, una alfombra o una lámpara

En tu sala, así solo cuente con un espacio reducido, multiplicarás la apreciación con el uso de la decoración en líneas muy simples, que caracteriza el estilo escandinavo-

Debes aprovechar al máximo las ventanas que proporcionan amplitud y el uso de pocos elementos, para evitar ambientes atiborrados-

Un buen sofá, con una butaca en combinación o un puff, una pequeña mesa y un mueble que cumpla varios propósitos, como colocar el televisor son los elementos esenciales que requieres.

Agrega unas cortinas a juego con una alfombra que puede delimitar un espacio y una planta que evoque la naturaleza y ya tienes lista tu sala.

El ejemplo perfecto que representa este estilo lo puedes apreciar en esta sala pintada en un suave tono gris, con algunos ribetes y el techo en blancos. Un gran ventanal protagoniza el espacio, con una sencilla persiana en un gris un poco más oscuro y el cuadro en tonos neutros le da a esta sala un carácter muy sobrio y elegante.

Ideas para tu sala nórdica

Por mobiliario un gran sofá blanco, con un puff del mismo tono que las paredes y una sencilla mesita de líneas rectas. Una gran alfombra gris al centro de la sala, en un tejido natural es el elemento perfecto, sobre el piso de madera clara.

Otra sala lleva el minimalismo a su máxima expresión. Techo y paredes en color marfil y como mobiliario un sofá de estilo vintage en un tono gris oscuro, una mesita roja que le da el toque de color, un gran armario y una sencilla lámpara orientada al centro de la sala conforma todo el mobiliario de esta sala.

Notarás que con el uso de poco muebles, ubicados de manera estratégica pueden lograr una sencilla y acogedora sala donde que ofrecerá a todo el que visite tu hogar una elegante primera impresión.

Si te han gustado estas ideas, o crees que podría añadirle algo más a la decoración de estilo nórdico, déjamelo saber en los comentarios. 

Artículos Relacionados:



Deja un Comentario

Leer más
Mesas De Centro Y Auxiliares

Aunque no lo creas las mesas de centro son un punto de atención en cualquier espacio de tu casa. Las...

Cerrar